Patologías de la Voz

patologias-de-la-voz

¿Qué enfermedades puede tener la voz?

Puede presentarse una disfonía (ronquera) por un resfriado o por haber chillado o hablado demasiado alto en determinado momento (espectáculos, fiestas). Es un proceso agudo que cura en pocos días con reposo vocal. Pero si la disfonía persiste más de dos semanas y la voz está alterada permanentemente, se trata de disfonía crónica y hace falta un estudio foniátrico para determinar sus causas y el tratamiento.

¿Por qué aparecen las disfonías crónicas?

La mayoría son consecuencia de forzar la voz. Al margen de una predisposición personal de base, trabajar de cara al público aumenta el riesgo. Comerciales, teleoperadores, docentes, sobretodo maestros de primaria, son más vulnerables porque han de hablar más y a mayor volumen o en ambientes ruidosos. Sin una técnica vocal adecuada, aparece ronquera progresiva.

Son habituales nódulos o pólipos pero también es probable no encontrar ninguna lesión sino una alteración del patrón vibratorio de las cuerdas vocales y un mal uso de todo el aparato vocal. Si el problema viene desde la infancia y hay antecedentes familiares, pueden ser lesiones congénitas de las cuerdas vocales la causa de la disfonía y el mal uso vocal.

La disfonía también puede ser expresión de procesos de origen neurológico, miopático, endocrino o tumoral (donde procede citar el tabaco como factor causal de primer orden), sin olvidar la cada vez más frecuente enfermedad por reflujo, muy relacionada con el estrés y con determinados estilos de vida y hábitos alimentarios.

En todos estos casos es primordial diagnosticar y tratar la patología causal pudiendo hacerse al mismo tiempo la rehabilitación de la voz.

¿Cómo se diagnostican?

1. En primer lugar una detallada anamnesis que aporte las posibles causas y las circunstancias que envuelven al paciente y determinan sus hábitos fonatorios.

2. Análisis acústico: grabación y estudio de los parámetros acústicos en el laboratorio de voz. Permite desligar el componente funcional del orgánico de la disfonía y es útil de cara al pronóstico de la rehabilitación vocal.

3. La exploración principal y base de la visita foniátrica es la vídeo-laringo-estroboscopia (VLE). Principales beneficios:

  • Permite observar las cuerdas vocales, el resto de estructuras adyacentes y el comportamiento de la laringe durante la fonación.
  • Analiza el ciclo vibratorio, responsable de la calidad de la voz.
  • Permite el diagnóstico más preciso de las patologías laríngeas y la detección precoz de enfermedades graves.

Ver más sobre la vídeo-laringo-estroboscopia en FonoLogos haciendo clic aquí

¿Cómo se tratan?

El tratamiento de las disfonías crónicas puede ser rehabilitador, médico, quirúrgico o combinado, dependiendo del tipo de patología, siendo el rehabilitador -es decir, el logopédico- una constante. En la disfonía funcional típica la logopedia es el tratamiento de elección y en todos los casos, sea cual sea el punto de partida, dotará al paciente de recursos para optimizar su voz.

Mal uso de la Voz

Cuando la causa es el mal uso o el abuso vocal tenemos una disfonía funcional. Conviene hacer reeducación vocal. El objetivo es cambiar los hábitos fonatorios del paciente mediante ejercicios de coordinación fono – respiratoria y articulatorios, para volver a hablar de forma natural, sin esfuerzo ni cansancio o dolor de garganta.

Lesiones vinculadas al mal uso vocal

Nódulos, pólipos, ciertos quistes y edemas pueden ser la consecuencia del sobreesfuerzo vocal, mientras que lesiones congénitas como los quistes intracordales, en cambio pueden ser la causa. Algunas necesitarán intervención quirúrgica pero siempre reeducación antes y después de la cirugía para cambiar el comportamiento vocal, evitando así que la lesión se reproduzca.

Disfonías de origen orgánico

Si se trata de una parálisis, un traumatismo o una resección parcial de laringe, se habla de rehabilitación vocal. Ésta permite aprovechar al máximo las posibilidades de la voz del paciente y en muchos casos la total recuperación.

En la laringectomía total es imprescindible el trabajo de rehabilitación para restablecer una buena comunicación verbal entrenando la voz esofágica, que puede llegar a ser altamente satisfactoria.

Feminización/masculinización de la Voz

Este es un caso especial en el que no se puede hablar de patología sino de la necesidad de modificar la mecánica vocal para variar el tono, el timbre y otros aspectos de la voz en casos de transexualidad. La percepción de rasgos femeninos o masculinos en el habla está vinculada a factores tanto anatómicos como funcionales. Con técnicas de reeducación vocal se pueden modificar estos últimos para potenciar las características vocales deseables.

En primer lugar se han de identificar los aspectos diferenciales de la voz y el habla masculina y femenina, especialmente timbre vocal, tono fundamental, ataque vocal, resonancia de la voz y articulación.

Las modificaciones han de aplicarse también a aspectos mímicos y gestuales y a otras dimensiones del habla como la entonación y el control de pausas, ritmo y tempo.