Habla

trastornos-del-habla

FonoLogos cuenta entre sus especialidades la diagnosis, tratamiento y rehabilitación de los trastornos del Habla. Los más usuales:

Dislalia

Es la alteración en la producción de un sonido debida a un mal hábito articulatorio, sin que haya una causa orgánica que lo determine. Los sonidos mas frecuentemente afectados son los sibilantes y vibrantes (/s/ y /r/).

La reeducación del habla se basa en ejercitar los órganos articulatorios hasta que ejecuten los movimentos precisos para obtener el sonido deseado.

Posteriormente hace falta un trabajo de generalización para ir aplicándolo al léxico ya conocido puesto que están automatizadas las antiguas secuencias de movimentos articulatorios y se han de ir reemplazando por las nuevas automatizaciones.

dislasia

Imagen: estudio de vibrantes en reeducación del habla. Diferencias entre ‘cara’ y ‘carra’

Disglosia

El habla está alterada por causa orgánica de los órganos articulatorios. Son frecuentes las amígdalas hipertróficas, vegetaciones adenoides, malposiciones dentales por deglución disfuncional (atípica), freno lingual corto o disfunciones orofaríngeas, entre otras patologías congénitas o adquiridas.

El tratamiento puede ser quirúrgico, ortodóntico y/o miofuncional dependiendo de la etiología. Una vez corregido o compensado el factor causal se podrá emprender el trabajo específico de rehabilitación del habla como en las dislalias hasta obtener la generalización.

Retraso y trastorno fonético-fonológico

La producción del habla está alterada por una mala discriminación de algunos de sus sonidos. Los sonidos que producimos tienen diferentes rasgos acústicos. Algunos niños tienen dificultades en el reconocimiento de estos rasgos diferenciales, hecho que comporta confusiones en la comprensión y en la expresión del lenguaje oral y escrito.

La intervención logopédica aportará las claves para la discriminación de fonemas.

Disartria

La articulación del habla es deficiente por afectación del sistema nervioso central en las áreas responsables de las órdenes motoras a los músculos implicados. Causes frecuentes de disartria son la parálisis cerebral, accidentes vasculares cerebrales, enfermedad de Parkinson y otros procesos degenerativos o traumatismos craneales entre otros. El trastorno neurolégico puede afectar también al control de la respiración.

El tratamiento dependerá en primer lugar de la etiología de la disartria y la terapia logopédica se basará en mejorar la coordinación fono-respiratoria y el aprovechamiento de la energía muscular.

Disfemia

Es un trastorno de la fluidez del habla (tartamudez) Por ser un caso particular dentro de los trastornos del habla se le ha dedicado un apartado propio:

Acceder desde aquí a la sección Tartamudez