Habla en público

hablar-en-publico

Hablar en los medios de comunicación, dar conferencias, clases o dirigir grupos exige unas habilidades verbales: dicción cuidadosa, facilidad de acceso al léxico y dominio de los recursos de la oratoria. El objetivo de un orador es en primer lugar, transmitir un mensaje al auditorio y en segundo lugar, pero no menos importante, agradar y persuadir. Es decir, seducir con la palabra.

Diariamente vemos profesores, presentadores y políticos que nos brindan ejemplos tanto en este sentido como en el opuesto. Se dice de un orador que “sabe comunicar” cuando transmite al auditorio la impresión de veracidad, credibilidad y empatía. Esto requiere cuidar tanto el contenido del discurso como la forma en que se expresa. Analizando su modelo comunicativo se observará que el buen orador acompaña la palabra (comunicación verbal) con la utilización eficiente de la comunicación no verbal.

Quien habla en público ha de dominar la gestión de las pausas, que según su duración y el lugar que ocupen en la frase pueden cambiar el sentido del mensaje. Ha de saber administrar el ritmo y el tempo del discurso para captar y mantener la atención de la audiencia. Ha de saber jugar con la entonación (ni monótona ni excesiva) y con la intensidad de la voz para remarcar las principales ideas. Todo esto acompañado de un lenguaje gestual natural.

Article diari El Periodico

Hablar en público se puede practicar y aprender

En nuestra consulta estudiamos el modelo comunicativo de la persona que desea mejorar sus habilidades comunicativas y elaboramos conjuntamente un programa de entrenamiento según sus necesidades y prioridades.